Los problemas de los paneles publicitarios en verano

Las pantallas LED gigantes

Los problemas de los paneles publicitarios en verano

Los paneles publicitarios son un elemento habitual en el paisaje urbano, los hay de muchos tipos diferentes y para anunciar prácticamente cualquier cosa, pero no todos tienen la misma calidad y eso se nota.

A la hora de hacer marketing a la larga siempre resulta mejor hacer una inversión en un producto de calidad que gastar dinero en una acción publicitaria que a la larga no va a servir para nada.

En el caso de empresas que se están iniciando en el mundo de la publicidad a través de paneles publicitarios es normal que en un primer momento primen el precio por encima de otras razones a la hora de elegir el mejor dispositivo y eso a la larga acaba teniendo consecuencias negativas.

Durante el verano los paneles publicitarios que están en la calle tienen que aguantar muchas horas de sol y con temperaturas muy elevadas. 

Si no tienen un buen sistema de refrigeración lo que ocurre es que se junta el calor que genera el propio dispositivo con el calor que aporta el sol, el resultado es que el dispositivo puede llegar a sobrecalentarse y fundirse.

Pero incluso en paneles publicitarios que parecen funcionar bien pueden aparecer problemas durante el verano. Uno de los más habituales es que si el dispositivo no es de calidad la imagen que proyecta no es lo suficientemente nítida para que se aprecie a una cierta distancia cuando la luz solar está incidiendo directamente sobre el cartel.

En este último caso lo que ocurre es que hay una empresa que está invirtiendo en publicidad pero en realidad su anuncio no está llegando a tantas personas como esperaba llegar, así que no está consiguiendo su objetivo.

Estas situaciones son más habituales de lo que pueda parecer, por eso los expertos siempre recomendamos escoger productos de la máxima calidad. Además es una inversión que se consigue amortizar rápidamente.