ILUMINACIÓN LED DOMÉSTICA

La factura energética es uno de los aspectos que mas preocupan a los hogares españoles y es que el precio de la luz está en constante subida, por lo que se hace prácticamente imprescindible buscar nuevos métodos para ahorrar.


leds escaleras

La iluminación LED doméstica se ha posicionado como una de las mejores formas de ahorrar en el hogar. Este tipo de iluminación ya se usa en el sector industrial y el comercial y en los últimos años ha empezado a conquistar los hogares.

La primera gran ventaja de la iluminación LED doméstica es que aumenta el ahorro energético mucho más que otro tipo de iluminación. Está comprobado que los ahorros de energía pueden ser de entre un 50% y un 80%, además las bombillas halógenas tan implantadas en los hogares son auténticas fuentes de calor incrementando la temperatura y en consecuencia el calor del habitáculo, resecando y quemando los portalámparas y cables haciendo necesaria un mantenimiento, con el LED esta situación no se presta.

Las bombillas LED tienen una vida útil mucho más larga que otro tipo de bombillas. Sus 50.000 horas de vida útil hacen que no tengamos que estar cambiando estos dispositivos constantemente, lo que también supone un ahorro para la economía doméstica.

Se trata de una tecnología lumínica que se adapta a nuestras necesidades, pudiendo regular tanto el tono como la intensidad. Una iluminación adecuada nos permite disfrutar más de nuestra vivienda creando entornos más confortables. A ello hay que sumar que estas luminarias no emiten radiaciones potencialmente nocivas.

Las bombillas LED no necesitan de un proceso previo de calentamiento, por lo que ofrecen luz de calidad desde el momento del encendido de manera instantánea en todos los modelos.

A nivel personal y familiar la iluminación LED doméstica tiene muchas ventajas, pero también tiene ventajas a nivel colectivo. Si cambiamos la iluminación de una vivienda por iluminación LED vamos a reducir de forma notable las emisiones de CO2 y azufre a la atmósfera, lo que implica menos contaminación. Pero tampoco podemos olvidar que estos dispositivos no contienen mercurio, por lo que su reciclaje es más sencillo y mucho más respetuoso con el medio ambiente que el reciclaje de otros dispositivos eléctricos.